La vida es un constante movimiento y cada día nos enfrenta a cambios muy fuertes algunas veces (contexto actual) y otras muy sutiles, pocas veces nos detenemos a pensar en ello para sacar provecho.

¿Sabes vivir en constante movimiento?,  ¿Te adaptas al cambio fácilmente?

Creo en que la vida que tenemos es una elección, nuestros resultados, cada paso, cada acción, han sido y serán una elección ya sea consciente o inconsciente, pero siempre tenemos la oportunidad de elegir.

¿Sabes elegir? O ¿dejas que otros elijan por ti ?

Todo puede cambiar a nuestro alrededor pero siempre va a existir algo que se mantiene, nuestros principios, que se vuelven la brújula de nuestras acciones por lo tanto son la guía de nuestros resultados.

Entonces,si sabemos que la vida es un constante cambio, que tenemos la capacidad de elegir y que nuestros principios son nuestra guía, tenemos una ventaja, y vale la pena poner las manos en acción:

 

1.Identifica los tipos de cambio a los que te enfrentas constantemente.

Es importante que puedas detenerte a identificar los tipos de cambio en tu vida, ya que muchos de ellos se presentan de acuerdo a tu estilo de vida o trabajo, no todas las personas nos enfrentamos a la misma problemática o cambio. Identificar estos cambios te permitirá tener un margen de acción, podrás prepararte y en algunas ocasiones adelantarte a la situación, lo que te dará mayor ventaja para enfrentarla además de que  será más fácil lograr un resultado positivo.

2.Ten clara el tipo de elecciones que tomas y cómo es que decides tomarlas.

La mayoría de las veces no nos detenemos a pensar cómo es que elegimos, hacemos las cosas de forma automática y sin pensar en el posible resultado, lo peor es que después no nos agrada ese resultado. Creo que hasta no elegir es una elección, ya sea de dejarle a otro la responsabilidad en ese momento o  esperar que el “destino” nos envíe el resultado que sea indicado para nosotros. ¡No veo cosa más absurda que esta! Nuestra vida y elecciones con responsabilidad de nosotros mismos, no de otro, ni mucho menos del “destino”. Entonces si es nuestra responsabilidad, aprendamos a elegir, a tomar decisiones; experimentemos cada resultado, equivocándonos y solucionando lo que tenga que ser solucionado, eso nos genera experiencia para las futuras elecciones.

3.¿Te encantan tus resultados? (Siempre hay oportunidad de mejorar)

A la mayoría de las personas no les agradan sus resultados, no están satisfechos con lo que tienen, y eso no tiene nada de malo, el punto es que realmente se estén mejorando a cada paso que se da. Cuando logramos que nos encanten nuestro resultados es porque hemos descubierto nuestro propósito y lo ponemos en valor para nosotros y los demás. 

Que nos encanten nuestros resultados es el resultado de saber lo que queremos y lo que no, eso nos permite estar trabajando de forma clara y objetiva por alcanzarlos y por estar en constante mejora. Si no estamos mejorando es porque simplemente no nos interesa, todo es mejorable siempre.

4.Crea oportunidades de acuerdo a estas tres constantes.

Las oportunidades no llegan solas, se crean a cada paso que damos. Ya tenemos información importante sobre estas 3 cosas que se repiten a lo largo de nuestra vida, conocer sobre estas constantes nos permite crear oportunidades. 

Si ya entendí que todo cambia, debo estar preparado para los posibles cambios a los que me puedo enfrentar, no es gran ciencia, la idea es reflexionar y planear. ¿Estás preparado para el cambio?, ¿le temes al cambio?, ¿con qué recurso cuentas para enfrentar un cambio?; ¡hay que estar listos siempre!

Si sabes adaptarte frente al cambio seguramente estás haciendo muchas cosas ya. Si aún te cuesta no es tarde para trabajarlo.

¿Sabes tomar decisiones? Si se te facilita la toma de decisiones puedes tener oportunidad de liderar algún proyecto, idea, e incluso puedes ayudar a otros. 

Si te es difícil prueba con el llenado de un árbol de toma de decisiones, eso te permitirá crear una visualización y poner en la balanza lo más conveniente para ti.

A través de tus principios tienes más oportunidad de lo que puedes imaginar. Hoy en día una persona que conoce y mantiene claros sus principios  es mucho más valorada por los demás, ya que nos enfrentamos a una escasez de ellos y todos queremos cerca a las buenas personas.


5.Crea un plan para salir avante

Hasta este punto tenemos claridad de las constantes y oportunidades, ya sabemos en donde nos encontramos, es hora de planear.

Pasemos de tener las cosas en la mente a usar lápiz y papel; ¿en qué constante necesitas trabajar? puede ser una o más, ¿qué necesitas para trabajar? , ¿puedes apoyarte de alguien?, ¿trabajar en esa constante requiere de inversión?, ¿requieren de tiempo? responde a estas preguntas para que tengas la información necesaria y sepas cual seria tu paso uno. 

6.Toma acción.

De nada servirá que se  tenga claridad de las constantes e incluso que se piense en oportunidades, es hora de tomar acción, tal vez puede ser escribir ahora mismo el plan, hablar con alguien que te pueda ayudar, buscar en google  información. En este punto hay mucho por hacer, así que no te detengas.

*No olvides que todo en la vida tiene un proceso, pero hay 3 constantes que siempre te acompañarán y puedes tomar ventaja de ellas.

Nancy Vázquez

5 Septiembre 2020